Las plataformas vibratorias para perder peso

Las plataformas vibratorias se deben de utilizar un corto periodo de tiempo, generalmente no superando los 30 minutos seguidos. Se debe comenzar solamente con 5 minutos, para luego ir aumentado de forma semanal, permitiendo que el cuerpo se acostumbre a la nueva modalidad de ejercicio físico.

Como toda práctica deportiva se debe ser progresivo como forma de prevenir la aparición de alguna lesión muscular, que en el caso de las plataformas vibratorias es mínima.

Además los dispositivos tienen un mecanismo de graduación de la intensidad que debe ajustarse a las características de cada persona así como los resultados que se pretenden alcanzar en el entrenamiento.

plataforma vibratoria

Beneficios de las plataformas vibratorias

Existen muchos ventajas que brindan las plataformas vibratorias, destacándose que puede ser utilizadas por todas las personas, no teniendo importancia el estado físico previo ni su edad. Es ideal tanto para personas que realizan un entrenamiento habitual o para aquellas que no practican ejercicio hace un largo tiempo.

Los beneficios se producen por un trabajo de todas las fibras musculares del cuerpo, mejorando la oxigenación de los tejidos y potenciando la circulación sanguínea.

Sin experiencia previa

No es necesario tener una gran experiencia en su uso, solamente durante los primeros usos se deberá tener más cuidado para acostumbrase a su mecanismo de acción.

Hay que tener en cuenta que las plataformas vibratorias no son un artículo mágico, es un complemento ideal para la realización de actividad física, siendo perfectamente compatible con otros tipos de ejercicios físicos.

Se debe de incorporar progresivamente siempre manteniendo el resto de la actividad física para mejorar la salud así como todo tratamiento para adelgazar. Su utilización no permite a la persona que busca bajar de peso consumir todo tipos de alimentos de forma descontrolada.