Presencia en internet

Si uno no trabaja su presencia en internet , es posible que otros la estén construyendo, consciente o inconscientemente, por uno. Si no lo crees, intenta dar respuesta a la siguiente pregunta: Si le preguntara a Google, ¿qué diría sobre mi?. La mejor manera de hacerlo es acceder ahora mismo al buscador y googlearse (es decir, introducir tu nombre en Google).

google seocanteo

Se consecuente con internet

Los resultados que obtengas te darán una idea de qué se dice de ti en internet y qué pueden ver otros usuarios: menciones, comentarios, fotografías

Si encuentras algún resultado que afirma algo mcorrecto o que no te gusta, puedes solicitar a Google que lo elimine. Desde el 30 de mayo de 2014 los internautas europeos tienen, por fin. al menos en teoría, derecho al olvido.

Una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea consideró al buscador único responsable del tratamiento de la información y de los datos personales de los usuarios, y a la compañía no le quedó más remedio que poner a disposición de los internautas un formulario mediante el cual pueden solicitar la supresión de cualquier información o cualquier enlace que consideren que les perjudica.

Sin embargo, Google deja claro que la sentencia se refiere únicamente a la eliminación de resultados que incluyan el nombre de los usuarios si se consideran inadecuados, no pertmentes o ya no pertinentes, o excesivos desde el punto de vista de los fines para los que fueron tratados. ¿Qué quiere decir esto?

La privacidad 

Básicamente que Google tiene el derecho de revisar todas las solicitudes y de buscar un equilibrio entre la privacidad de los usuarios y el derecho del público a conocer mformación. Es decir, que aunque pidamos la eliminación de nuestros datos, la solicitud podría ser desestimada por el buscador.

Sea como sea. piensa cuántas personas a lo largo del día podrían estar interesadas en saber qué dice internet de ti: amigos, compañeros de trabajo, colegas de profesión…. incluso el 70 por ciento de los responsables de recursos humanos lo primero que hacen cuando se encuentran frente a un posible candidato para un puesto de trabajo es googlearlo para saber qué imagen proyecta de él internet.

Con esto no quiero decir que tengas que emplear tiempo en controlar tu marca personal en internet si no quieres, ni que tengas que abrirte un perfil en una red social de manera obligatoria si no lo deseas, sólo quiero que seas consciente de lo que implica tener una presencia —controlada o no— en internet.

Las redes sociales

Por eso. si ya eres usuario de redes sociales o tienes pensado abrirte un perfil en alguna de ellas (motivos por los que imagino que estás dedicando tu tiempo a leer este libro), lo mejor que puedes hacer para no estar proyectando una imagen negativa o errónea de ti en internet es utilizarlas de una manera consciente e inteligente, conociendo bien las particularidades de cada una, aprovechando sus posibilidades y evitando caer en los errores más comunes.

En definitiva, sacándoles todo el partido posible, algo a lo que aprenderás si me
acompañas en los próximos capítulos.